CIERRAN SU CUENTA EN REDES SOCIALES

Investigan el vídeo de un joven ruso en el que mete a su gato dentro de un horno encendido

El vídeo recoge el momento en el que un joven mete a su gato dentro de un horno calentado a 375 grados mientras otras personas se ríen y bromean.

El gato al que metieron en un horno

Publicidad

La Policía de Rusia está investigando un vídeo en el que aparece un estudiante metiendo un gato dentro de un horno encendido. Las imágenes fueron grabadas durante una fiesta en la ciudad rusa de Krasnoyarsk, en Siberia.

Según se puede apreciar en el vídeo, el gato es arrojado dentro de un horno calentado a 375 grados por un joven identificado como Kirill Beryozin, de 18 años, mientras él y otros jóvenes se ríen y bromean.

En el vídeo se puede escuchar a la persona que está grabando, de quien aún no se conocen más datos, exclamar: "¡375 grados!", a lo que una segunda voz responde: "Hagámoslo una vez más". Tras esta respuesta una tercera persona pregunta qué pasará con el gato y pide que saquen al animal del horno, según recogen medios como 'Mirror' y 'RT'.

Un portavoz del Comité Ruso de Investigación ha explicado que están investigando este delito y explica que la cuenta del joven en las redes sociales donde se compartió el vídeo ha sido eliminada. Sin embargo, el adolescente ha abierto otra cuenta en Instagram en la que ha subido vídeos y fotografías del gato.

El gato al que metieron en el horno
El gato al que metieron en el horno | Instagram

Los internautas no han tardado en reaccionar ante este vídeo y han criticado al joven por su actitud.

Los delitos relacionados con crueldad animal están penados con hasta tres años de cárcel que pueden elevarse a cinco si la tortura es en grupo.

Publicidad