Accidente teleférico

Las claves del mortal accidente del teleférico en el norte de Italia

El número de fallecidos en el accidente del teleférico en el norte de Italia ha ascendido a 14, solo un niño ha sobrevivido. Se están investigando las causas del accidente y el mantenimiento del teleférico.

Publicidad

El número de fallecidos en el trágico accidente vivido hoy cerca del Lago Mayor ha ascendido a 14. El accidente se ha producido uno de los enclaves más turísticos del norte de Italia. La cabina de un teleférico se ha desplomado con al menos quince personas a bordo.

Sólo ha sobrevivido un niño, de 5 años que se encuentra en estado crítico. El resto de los ocupantes han fallecido y algunos de ellos en el acto.

Hay que tener en cuenta la altura para imaginar la dimensión de esta tragedia. El recorrido es de más de 1 kilómetro en la estación de base en la localidad de Stresa, con la cima del monte Mottarone. Cuando faltaban unos 300 metros para llegar se ha producido el accidente y la cabina ha caído desde unos 20 metros de altura y ha rodado ladera abajo hasta frenar contra unos árboles.

Grandes dificultades para llegar al lugar de los hechos

Sobre la una de la tarde se ha oído un silbido y después el estruendo después de que la cabina se precipitase al vacío. El impacto ha sido de tal magnitud, que los equipos de rescate han necesitado más de cuatro horas para liberar los cadáveres.

14 pasajeros han perdido la vida, los únicos supervivientes han sido dos niños que han sido trasladados en helicóptero a Turín, pero luego uno de ellos ha fallecido.

Algunas fuentes aseguran que entre las víctimas hay varios turistas alemanes: "Esta gente que había venido aquí a olvidarse de este terrible período que vivimos y en cambio se encuentran con destino fatal es un desgracia inmensa", ha dicho Marcella Severino, alcaldesa de Stressa.

Los equipos de salvamento han tenido enormes dificultades para llegar al punto de la montaña. Incluso un coche de bomberos ha volcado sin que se produjesen daños personales. Según las primeras investigaciones, el cable que sustentaba el teleférico se ha partido en la zona más alta del recorrido, a más de mil cuatrocientos metros sobre el nivel del mar.

La tragedia se ha producido cuando la cabina estaba a punto de llegar a su destino: el monte Mottarone, según el New York Times, uno de los diez miradores con la vista más bella del mundo.