Celda prisión

Publicidad

Cárcel

Investigan como homicidio la muerte de un recluso que violó y estranguló a 7 mujeres

El hombre, conocido por el apodo de "estrangulador I-5", era sospechoso de haber cometido más asesinatos que los siete por los que cumplía condena

Las autoridades de California, en EEUU, investigan como homicidio la muerte del recluso Roger Kibbe, de 81 años, en prisión por haber violado y estrangulado a siete mujeres.

El pasado domingo, el hombre, conocido por el apodo "estrangulador I-5", fue hallado inconsciente en su celda de la cárcel de Mule Creek, junto a su compañero de habitáculo, Jason Budrow, de 40 años. Según indicaron el lunes autoridades penitenciarias, Kibbe fue trasladado al centro de salud de la prisión, donde se certificó su muerte.

El recluso cumplía varias cadenas perpetuas por condenas de asesinato en primer grado tras haber acabado con la vida de siete mujeres a lo largo de 10 años. Aunque la policía, según el diario Sacramento Bee, sospecha que podrían haber sido más.

Primera condena, por el asesinato de una joven de 17 años

La primera vez que se le condenó fue en 1991, por el asesinato, cuatro años atrás, de una chica de 17 años. La sentencia fue de 25 años entre rejas.

A principios de la década de 2000, gracias a las pruebas de ADN, la policía determinó que había indicios que lo relacionaban con la muerte de al menos otras seis mujeres.

Algo que en 2008 confirmó la Justicia, declarándole culpable de asesinato en primer grado de esos seis casos. El primero, el de Ellen Burleigh, en cometido en 1977, y los otros cinco, los de Barbara Ann Scott, Stephanie Brown, Charmaine Sabrah, Katherine Kelly Quinones y Lora Heedrick, en 1986.

Publicidad