SEGÚN LA ESTIMACIÓN PROVISIONAL DE LA ASOCIACIÓN FRANCESA DE SEGUROS

Las inundaciones en Francia conllevarán un coste desde 900 a 1.400 millones de euros

La Asociación Francesa de Seguros (AFA) ha emitido un comunicado en el que indica que ha recibido por ahora 77.000 declaraciones de siniestro. Lo que más preocupa es el ritmo al que los ríos desbordados van a volver a sus cauces.

Vista general de lámparas parcialmente sumergidas junto al puente Alexandre III en el río Sena en París

Publicidad

Las inundaciones que afectaron en los últimos días el norte de Francia, y en particular la región de París con el desbordamiento del río Sena y de algunos de sus afluentes, tendrán un costo para las aseguradoras de entre 900 y 1.400 millones de euros.

Esta estimación, que es todavía provisional, la ha hecho la Asociación Francesa de Seguros (AFA), que en un comunicado indicó que ha recibido por ahora 77.000 declaraciones de siniestro, y que estima que podrían llegar a 150.000. Las principales incertidumbres tienen que ver con las condiciones y el ritmo al que los ríos desbordados van a volver a sus cauces, explicó la AFA.

Las aseguradoras van a aceptar las declaraciones de siniestro hasta el próximo día 30, es decir más allá de los 10 días del plazo reglamentario y se han comprometido a avanzar indemnizaciones a las personas en mayor necesidad, en particular si su residencia principal se quedó inhabitable durante más de 24 horas. También afirmaron que los que sufrieron daños inferiores a los 3.000 euros recibirán la indemnización en dos meses después de la recepción de la evaluación completa del siniestro.

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha indicado que el fondo de urgencia para las inundaciones que ha puesto en marcha su Gobierno representará unos 500 euros por familia afectada, con una partida de urgencia para la que se han dedicado 30 millones de euros.

El museo del Louvre, que como otros de los que están junto al Sena en París cerró con carácter preventivo cuando el Sena subía de nivel la semana pasada, indicó hoy que las cuatro jornadas de clausura le supone unas pérdidas de alrededor de 1,5 millones de euros, con 120.000 visitantes menos.

Por otro lado, las fuertes tormentas que esta tarde sacudieron la franja norte de Francia, desde la región de Lille hasta Alsacia en la frontera alemana, causaron la muerte de un hombre que se ahogó después de verse sorprendido por la subida del nivel del agua en una carretera en Mondicourt, en el departamento de Pas de Calais.

El subprefecto (delegado del Gobierno) de Pas de Calais contó en la emisora 'France Info' que la batida se desplazó del sur al norte del departamento, y que el fallecido -septuagenario- había intentado un tramo de carretera inundado, donde se vio atrapado. Un total de 16 departamentos estaban esta tarde en alerta naranja por tormentas, que en algunos lugares fueron de pedrisco, como en Estrasburgo (noreste).

Las inundaciones que afectaron en los últimos días el norte de Francia, y en particular la región de París con el desbordamiento del río Sena y de algunos de sus afluentes, tendrán un costo para las aseguradoras de entre 900 y 1.400 millones de euros.

Esta estimación, que es todavía provisional, la ha hecho la Asociación Francesa de Seguros (AFA), que en un comunicado indicó que ha recibido por ahora 77.000 declaraciones de siniestro, y que estima que podrían llegar a 150.000. Las principales incertidumbres tienen que ver con las condiciones y el ritmo al que los ríos desbordados van a volver a sus cauces, explicó la AFA.

Las aseguradoras van a aceptar las declaraciones de siniestro hasta el próximo día 30, es decir más allá de los 10 días del plazo reglamentario y se han comprometido a avanzar indemnizaciones a las personas en mayor necesidad, en particular si su residencia principal se quedó inhabitable durante más de 24 horas. También afirmaron que los que sufrieron daños inferiores a los 3.000 euros recibirán la indemnización en dos meses después de la recepción de la evaluación completa del siniestro.

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha indicado que el fondo de urgencia para las inundaciones que ha puesto en marcha su Gobierno representará unos 500 euros por familia afectada, con una partida de urgencia para la que se han dedicado 30 millones de euros.

El museo del Louvre, que como otros de los que están junto al Sena en París cerró con carácter preventivo cuando el Sena subía de nivel la semana pasada, indicó hoy que las cuatro jornadas de clausura le supone unas pérdidas de alrededor de 1,5 millones de euros, con 120.000 visitantes menos.

Por otro lado, las fuertes tormentas que esta tarde sacudieron la franja norte de Francia, desde la región de Lille hasta Alsacia en la frontera alemana, causaron la muerte de un hombre que se ahogó después de verse sorprendido por la subida del nivel del agua en una carretera en Mondicourt, en el departamento de Pas de Calais.

El subprefecto (delegado del Gobierno) de Pas de Calais contó en la emisora 'France Info' que la batida se desplazó del sur al norte del departamento, y que el fallecido -septuagenario- había intentado un tramo de carretera inundado, donde se vio atrapado. Un total de 16 departamentos estaban esta tarde en alerta naranja por tormentas, que en algunos lugares fueron de pedrisco, como en Estrasburgo (noreste).

Publicidad