Según las autoridades brasileñas las inundaciones han dejado al menos 12 fallecidos y 15 heridos. Las luvias han arrasado comunidades enteras y hay varias personas que se encuentran en paradero desconocido. Los equipos de rescate buscan por el momento a varios desaparecidos, entre ellos una mujer embarazada.

Las fuertes lluvias han provocado un deslizamiento de tierra que ha empeorado las inundaciones en varias zonas.