Los Ministerios de Defensa y Transporte de Italia deberán indemnizar con 100.000 euros por daños y perjuicios a Danilo Giuffrida, de 35 años, al que suspendieron el examen de conducir por ser homosexual.

Una primera sentencia, dada por el tribunal de Catania en 2008, decidió que fuera indemnizado con 20.000 euros. Una sentencia que recurrió el abogado de Danilo Giuffrida ante el Tribunal de Apelación de la ciudad de Palermo, que consideró que "un monto inferior a 100.000 euros no sería adecuado para la restauración de los perjuicios sufridos".

"No es una victoria personal sino de todos los que cada día se ven obligados a soportar comportamientos intolerables que ofenden la dignidad de la persona en relación con su condición sexual", ha celebrado el abogado del joven en una entrevista recogida por el diario italiano Repubblica.

"Esperamos que esta sentencia sea una advertencia no solo para las Administraciones, sino para cualquier representación de la sociedad, ya sea privada o pública, a fin de igualar los derechos de la persona y del ciudadano, sin sufrir ningún tipo de discriminación", ha señalado el abogado.