UN FUNERAL DE LUJO

Incineran al rey de Tailandia un año después de morir en una ceremonia que ha costado 76 millones de euros

El funeral se ha celebrado en Bangkok entre más de 200.000 personas que han despedido al rey tailandés Bhumibol de rodillas. El rey murió hace un año, en octubre de 2016 pero no ha sido incinerado hasta que se ha cumplido un año de luto. A la ceremonia han acudido representantes de las monarquías de todo el mundo, incluida la reina emérita Sofía. El funeral ha tenido un coste de 76 millones de euros.

Publicidad

Publicidad