Ecuador

El impactante momento en el que una mujer muere súbitamente mientras hace ejercicio en Ecuador

La mujer llegó al hospital sin signos vitales.

El impactante momento en el que una mujer muere súbitamente mientras hace ejercicio en Ecuador

El impactante momento en el que una mujer muere súbitamente mientras hace ejercicio en Ecuador The New York Post

Publicidad

Una cámara de seguridad de un gimnasio ha captado el momento en el que una mujer de 28 años muere repentinamente mientras hace ejercicio. El trágico suceso ha ocurrido en Ecuador y la joven ha sido identificada como Betsy Dayana Jaramillo Ramírez.

En las imágenes se ve como la víctima está realizando un par de sentadillas con una pesa. En un momento del ejercicio se detiene y de forma casi inmediata cae al suelo. Rápidamente varios compañeros se acercan para intentar ayudarla hasta que llegan los servicios de emergencia, aunque no lo consiguen.

Tras ello la mujer es trasladada de urgencia al Hospital Santa Teresita y los médicos tan sólo pueden confirmar el fallecimiento.

Se desconoce la causa de la muerte pero la primera hipótesis que se baraja es que sufrió un infarto.

Tal y como ha confirmado TC Noticias, el cadáver de la mujer fue velado en el parque Primero de Mayo en Santa Rosa y después recibió sepultura en el cementerio local.

¿Qué es la muerte súbita?

La Fundación Española del Corazón detalla que la muerte súbita "se produce en la primera hora desde el inicio de los síntomas". Su principal causa es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada.

"Esta arritmia produce una actividad eléctrica cardiaca caótica que no es capaz de generar latido cardiaco efectivo, por tanto el corazón deja de bombear la sangre, la presión arterial cae a cero y se anula el riego sanguíneo del cerebro y del resto del cuerpo. Cuando se detiene la circulación, el oxígeno y los nutrientes dejan de llegar a los órganos, que rápidamente empiezan a sufrir", indica la fundación.

La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. "Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos".

En muchos casos las medidas de reanimación cardiopulmonar pueden conseguir que la arritmia desaparezca y el paciente se recupere. "Si por fortuna sucede esto, estaremos ante una 'muerte súbita reanimada'", explica el organismo.

Publicidad