Guerra Rusia y Ucrania

Las imágenes de una mujer herida trasladada a un búnker de la acería de Azovstal

Las autoridades ucranianas denuncian que la acería de Azovstal, en Mariúpol, ha sufrido 35 ataques en las últimas 24 horas.

Publicidad

La acería de Azovstal, en Mariúpol, se ha convertido en el símbolo de la resistencia ucraniana frente al Ejército ruso. Se encuentran miles de ucranianos escondidos. Emplean mantas y esterillas en el suelo para dormir y utilizan plásticos como pañales para los más pequeños.

Las últimas imágenes muestran al Ejército ucraniano trasladando a una mujer herida a un búnker de la acería de Azovstal. En ella siguen escondidas unas 1.000 personas. Ucrania denuncia que esa acería ha sufrido unos 35 ataques en las últimas horas.

Las autoridades rusas anunciaron un alto el fuego unilateral para facilitar la puesta en marcha de un corredor humanitario con el que evacuar a los civiles que resisten, junto a las tropas ucranianas.

Fracaso en los corredores humanitarios

El asesor independiente de la oficina de la Presidencia de Ucrania, Oleksi Arestovich, informa de que Rusia continúa atacando el área de defensa de las fuerzas rusas levantadas la acería. Para ello utiliza todos los medios a su alcance, artillería aérea e incursiones terrestres indica.

Destaca que esta nueva ofensiva "viola la orden de su propio Comandante en Jefe Supremo, el presidente ruso Vladímir Putin, lo que muestra una vez más con quién estamos en guerra", informa la agencia 'Ukrinform'.

La semana pasada fracasaron los corredores humanitarios anunciados para evacuar aquellos civiles que resisten en la ciudad de Mariúpol. Se trata de uno de los principales objetivos que se ha marcado el presidente ruso, Vladímir Putin, para avanzar en lo que denomina "operación militar especial".

Mariúpol es una pieza clave en las aspiraciones de Moscú para evitar la salida al mar de Ucrania y unir a las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk con la península de Crimea, también bajo el paraguas ruso.

Publicidad