Derrumbe Miami

La imagen de un niño saliendo entre los escombros del edificio derrumbado en Miami da fuerzas a los equipos de rescate

Los equipos de rescate han trabajado durante toda la noche sin descanso buscando supervivientes tras el derrumbe de un edificio en Miami. Hasta el momento han rescatado a 35 personas con vida, entre ellos un niño que ha salido por su propio pie de entre los escombros.

Publicidad

35 personas han sido ya rescatadas con vida tras el derrumbe de un edificio en Miami, 99 continúan desaparecidas. La imagen de un niño saliendo entre los escombros es un suspiro de esperanza para los bomberos y resto de efectivos que trabajan sin descanso en la zona para encontrar supervivientes.

La alcaldesa del condado, Daniella Levine-Cava, afirmó que solo hay reportada una persona fallecida y que, de tener nuevas noticias al respecto, se informará. Sin embargo, los medios locales confirman ya 3 muertos. "La buena noticia", prosiguió la regidora, es que "hay 102 personas seguras", sanas y salvas.

A las 02:00 de la madrugada, hora local, un edificio de 12 plantas se derrumbaba sin previo aviso en una zona vacacional cerca de Miami. 70 de las 130 viviendas han quedado completamente destruidas, el área continúa acordonada y centenares de bomberos siguen trabajando en una operación masiva de búsqueda. Los familiares de los desaparecidos esperan en una zona de reencuentro mientras llaman desesperados a los móviles sin tener respuesta.

El gran estruendo provocado por el derrumbe hizo que gran parte de los residentes pensasen que se trataba de un terremoto. Los equipos de rescate del condado de Miami-Dade han trabajado en turnos de 4 horas durante toda la noche en la búsqueda de supervivientes.

Las autoridades ya han descartado que se trate de un atentado terrorista y han confirmado que el techo del edificio estaba siendo reparado. Ron DeSantis, Gobernador de Florida ha manifestado que hay que "estar preparados para malas noticias" mientras se sigue investigando sobre las causas de lo ocurrido. Mediante una orden ejecutiva, DeSantis consideró que "una parte sustancial de la estructura ha sido destruida y el resto se ha vuelto inhabitable".

Al ministerio de Exteriores no le consta que haya ningún español entre los afectados.

Publicidad