IKEA tienda_643x397

Publicidad

Ikea

Ikea pagará una indemnización millonaria a unos padres por la muerte de su hijo aplastado por un mueble

La corporación multinacional sueca Ikea fue llevada a juicio en 2018 por los padres del pequeño de dos años que perdió la vida cuando se le cayó encima una cómoda.

La multinacional sueca dedicada a la fabricación de muebles y objetos de decoración, Ikea, deberá pagar una indemnización millonaria a una familia estadounidense que perdió a su hijo de dos años cuando este fue aplastado y asfixiado por una cómoda.

Todo ocurrió cuando el pequeño Jozef Dudek, se subió, en 2017, a los cajones del mueble de la serie Malm, el cual tenía un peso de 32 kilos y el defecto que provocaba que se venciera cuando los cajones se hallaban abiertos. La cómoda cedió hacia delante golpeando y aplastando el cuello del niño. Cuando los padres fueron conscientes de lo ocurrido no se pudo hacer nada por su vida.

Posteriormente, en ese mismo año, Ikea retiró del mercado todos los muebles en cuestión, después de que ocho niños perdieran también la vida por circunstancias similares. En España se sigue vendiendo este modelo, pero desde Ikea recomiendan siempre anclarlo a la pared.

Joleen y Craig Dudek, padres del menor, llevaron a juicio a Ikea en 2018 por la venta y comercialización de muebles no seguros, negligencia que causó la muerte de su pequeño. La empresa deberá indemnizar a la familia con 41,1 millones de euros, el mayor acuerdo alcanzado en Estados Unidos por ese motivo.

Publicidad