Un hombre ha sufrido fuertes convulsiones y ha estado apunto de padecer un colapso después de usar un bastoncillo de algodón para limpiar su oreja. El hombre, un británico de 31 años, contrajo lo que se conoce como otitis externa necrotizante, una infección bacteriana, que atacó el revestimiento de su cráneo.

Según publica el diario británico Metro, los médicos que atendieron al paciente aseguraron que fue un trozo de algodón que se alojó en el canal auditivo antes de subir por el cráneo el que provocó la infección. Este pedazo de bastoncillo alcanzó el revestimiento de su cerebro, lo que provocó las convulsiones, dijo el especialista en oído, nariz y garganta del Hospital Universitario de Coventry.

El doctor Alexander Charlton, que fue quien trató al hombre, ha explicado que los ataques podrían estar relacionados con la infección que causaba las toxinas o la presión que ejercía sobre su cerebro. El paciente fue sometido a una tomografía computarizada y a una cirugía menor para extraer el algodón.

Pasó una semana en el hospital y dos meses tomando antibióticos y ahora está bien, sin problemas auditivos o cerebrales a largo plazo. La revista British Medical Journal (BMJ) explica que "a las 10 semanas, el paciente se mantuvo bien, sin déficit neurológico ni síntomas residuales del oído".