Un hombre muere de cáncer al cancelarse su operación debido a la pandemia coronavirus

Publicidad

Coronavirus

Un hombre muere de cáncer tras cancelarse su operación debido a la pandemia coronavirus

Un paciente de cáncer de intestino ha fallecido después de que su operación se cancelase por la pandemia de coronavirus. Al no poder hacerlo por la situación en Reino Unido, la enfermedad se expandió.

Adrian Rogers es un británico al que en 2018 le diagnosticaron un cáncer de intestino. Tras varios ciclos de quimioterapia, el año pasado los médicos le informaron de que el cáncer se había vuelto operable, pero cuando esta estaba programada estalló la pandemia de coronavirus y los doctores consideraron que era demasiado arriesgado. Cuando le iban a reprogramar la intervención ya era demasiado tarde, la enfermedad se había multiplicado.

Según BBC, los médicos consideraron que era demasiado peligroso que compartiera sala de cuidados intensivos con pacientes de coronavirus. Rogers, al que detectaron un cáncer de intestino en etapa 4 en 2018, se sometió a 52 sesiones de quimioterapia hasta que le informaron de que iban a poder extirpar los tumores. Sin embargo, era marzo de 2020 y acababa de empezar la crisis sanitaria.

Desde el hospital, le informaron de que iban a atrasar la cirugía, pero en verano ya era demasiado tarde. Habían aparecido hasta 20 nuevos tumores y se habían extendido, con lo que una operación ya no estaba entre las opciones para intentar salvarle la vida.

De esta manera, Adrian Rogers inició, de nuevo, un tratamiento de quimioterapia y su mujer inició una recaudación de fondos ya que debía tomar Avastin, un medicamento que el sistema nacional de salud británico no cubre. Gracias a la solidaridad de muchos ciudadanos, llegaron a recaudar 27.000 libras para la medicación.

Sin embargo, según la cadena británica, hace unos días la la mujer de Adrian Rogers emitió un comunicado en el que informaba de que su marido había fallecido hace tres semanas, concretamente el 27 de febrero debido a una insuficiencia hepática.

"Adrian nunca perdió la esperanza. Siempre estaba pensando en nuestro futuro juntos. Definitivamente siento que no estaríamos donde estamos ahora si hubiese sido operado", dijo la mujer poniendo el foco en todas las operaciones aplazadas durante la pandemia.

Desde la clínica Manchester Royal Infirmary, donde debería haber sido operado también han trasladado su pésame a la familia y han lamentado al situación por la que han tenido que pasar.

Según 'BBC', en Reino Unido se han suspendido, entre marzo y junio de 2020, las operaciones de 12,750 pacientes cáncer por culpa de la pandemia. Esto puede suponer que pro primera vez en décadas crezca la tasa de mortalidad por cáncer en el país.

Publicidad