Alex Malcolm, de cinco años, con su madre Lilya Breha

Publicidad

ESTÁ SIENDO JUZGADO

Un hombre mata al hijo de cinco años de su novia porque perdió una zapatilla en un parque de Londres

Según el fiscal, el pequeño sufrió heridas mortales en el estómago y en la cabeza después de que el novio de su madre, que cuidaba habitualmente de él, le propinara una paliza tras haber confesado que no encontraba su zapato, que apareció durante la investigación policial.

antena3.com | Madrid
| 07.07.2017 11:40

Marvyn Iheanacho, de 39 años, está siendo juzgado por matar a golpes en el parque a un niño de cinco años, hijo de su novia, después de que este le dijera que había perdido una de sus zapatillas deportivas, aunque él niega la acusación. Como consecuencia de la agresión, Alex Malcolm sufrió lesiones fatales en la cabeza y el estómago el pasado 20 de noviembre, según han testificado los expertos en el juicio que se está desarrollando estos días.

Los testigos que estaban en el parque de Londres han explicado ante el jurado que oyeron "una voz temerosa de un niño que decía 'lo siento'" por haber perdido un zapato y un hombre que comenzó a gritarle, según recoge 'The Independent'.

Los testigos oyeron una voz temerosa de un niño que decía 'lo siento'

Un jurado de siete hombres y cinco mujeres ha escuchado de boca de la fiscal Eleanor Laws que el acusado, que tenía una relación sentimental con Lilya Breha, a menudo se quedaba en su apartamento y actuaba como padrastro del menor aunque "ha hecho todo lo posible para no ser responsabilizado por esas lesiones".

Sin embargo, las cámaras de seguridad captaron cómo Iheanacho y Alex salieron de su casa y cogieron tres autobuses para llegar al parque alrededor de las 5 de la tarde, aunque en Londres ya era casi de noche. El niño llevaba zapatillas negras, una chaqueta roja, un sombrero de lana y guantes. La fiscal añade que, aunque no hay testigos ni imágenes de la paliza a la víctima, "hay pruebas claras de que el acusado perdió la paciencia con Alex antes de que sufriera sus heridas".

"El hombre estaba muy enfadado y furioso con el niño

De hecho, los fiscales aseguran saber que tanto el hombre como el niño fueron al área de juego a buscar el zapato perdido, que fue encontrado por la Policía durante la investigación. Además, en las primeras sesiones del juicio, una testigo aquella tarde, Sarah Strugnell, ha señalado que vio a Iheanacho inclinarse hacia el niño y preguntarle dónde estaban sus zapatos: "El hombre estaba muy enfadado y furioso con el niño". Después, el compañero de esta testigo vio cómo el niño tenía "lesiones extremas".

Se espera que el juicio dure entre dos y tres semanas.

Publicidad