Un piloto de Botsuana, África, ha fallecido tratando de asesinar a su mujer estrellándose con una avioneta. Según los testigos, la pareja había discutido acaloradamente en una fiesta y el hombre se había marchado del local para robar una avioneta y estrellarla contra el edificio donde se encontraba ella.

El hombre llamó a uno de los presentes para preguntarle donde se situaba exactamente su mujer. Los invitados evacuaron el edificio al percatarse de la situación y avistar la avioneta, y a pesar de no haberse producido daños humanos, 13 vehículos han resultado calcinados.

Te puede interesar...