SE HA HECHO VIRAL

Un hombre escribe una carta de desamor a su gimnasio para conseguir desapuntarse de él tras mudarse de ciudad

"Me he mudado y me he cambiado al nuevo gimnasio de mi edificio, con máquina de chocolatinas que tonifican mis muslos y mi trasero. No quiero que te pongas celoso o juzgues mi decisión. Este no sería el Planet Fitness que yo conocí y amé. Yo todavía te quiero, pero me gusta más mi amigo de este nuevo lugar. Siento que las cosas no puedan ser mejores entre nosotros". Esta es una de las explicaciones que el hombre da por correo certificado al gimnasio después de que desde el centro no aceptasen su baja por teléfono.

Carta para desapuntarse del gimnasio

Publicidad

La carta de un hombre queriendo darse de baja de su gimnasio se ha hecho viral. Un usuario de Reddit ha usado la originalidad para romper su relación contractual con su gimnasio después de que el centro no aceptase su baja por teléfono argumentando que se iba a vivir a otro estado.

Como si de una carta de desamor se tratase, este usuario decidió cumplir con la exigencia que el establecimiento deportivo le exigía de mandar una renuncia por correo certificado. La carta cuenta con todos los ingredientes necesarios para hacer una lectura cómica de la situación.

Apela a la honestidad y explica el motivo real en el primer párrafo: "Con un profundo pesar y un fuerte dolor en mi corazón escribo esta carta, pero yo he de ser honesto con mis intenciones. Ciertos hechos en mi vida me han llevado a otro lugar y aunque he tenido que tomar una de las decisiones más drásticas de mi vida después de hacerlo creo que es lo correcto. El motivo de esta carta es el de finalizar mi relación con Planet Fitness".

Reconoce su parte de culpa: "Sé que he estado distante, pero es porque me he mudado. Ahora tengo necesidades diferentes y he de ser sincero...realmente tú no has cambiado nada. Tú sigues siendo ese voluminoso edificio morado y amarillo con chocolatinas en el mostrador. Yo no quiero que cambies y lamento pensar que fuimos uno, pero ahora nos separamos y tomamos caminos diferentes.

Hace un llamamiento al amor: "Me he mudado y me he cambiado al nuevo gimnasio de mi edificio, con máquina de chocolatinas que tonifican mis muslos y mi trasero. No quiero que te pongas celoso o juzgues mi decisión. Este no sería el Planet Fitness que yo conocí y amé. Yo todavía te quiero, pero me gusta más mi amigo de este nuevo lugar. Siento que las cosas no puedan ser mejores entre nosotros".

Y finaliza la misiva con un deseo esperanzador: "Todas las cosas buenas tienen un final y yo deseo que esta carta te parezca bien. Sigue siendo tú mismo, y mientras nuestras vidas seguirán avanzando por separado. Yo pienso que esto es lo mejor".

Publicidad