LOAS AGENTES CONSIGUEN LIBERARLO

Un hombre detenido por conducir ebrio se queda atrapado entre los barrotes de su celda en China

El hombre, de 40 años, había sido detenido bajo la sospecha de los agentes de que iba conduciendo bajo los efectos del alcohol. Durante el interrogatorio, se le quedó el cuello atrapado entre dos barras de metal.

El hombre atrapado entre los barrotes de la celda

Publicidad

Un hombre detenido por conducir bajo los efectos del alcohol en China se ha quedado atrapado entre los barrotes de la celda de la comisaría de policía donde estaba siendo interrogado. El hombre, de 40 años, había sido detenido bajo la sospecha de los agentes de que iba conduciendo bajo los efectos del alcohol. Durante el interrogatorio, se le quedó el cuello atrapado entre dos barras de metal.

En el vídeo, el hombre aparece llorando y pidiendo a los agentes que lo liberen: "Nunca había estado en una condición como esta". Según publica el Daily Mail, el incidente tuvo lugar en Harbin, capital de la provincia de Heilongjiang, en el norte de China.

Finalmente, los agentes de policía ayudan al detenido a sacar la cabeza de los barrotes. Mientras dos oficiales tiraban hacia los lados, otro empuja la cabeza del hombre hacia atrás.

Publicidad