Un hombre semidesnudo con un cuchillo clavado en su espalda ha sido captado por una cámara de seguridad saliendo del hospital de Zelenodolsk (Rusia) para ir a fumar. Las imágenes muestran al hombre, identificado solo como Vladimir, de 34 años, andando con el arma clavada a pesar de las órdenes de los doctores.

Según informes, el paciente ingresó en el hospital con un cuchillo clavado. En las imágenes el hombre aparece caminando por el hospital, en contra de las órdenes de los profesionales, vistiendo nada más que su ropa interior. Se puede escuchar a los médicos preocupados pedirle al paciente que esta pausa para fumar puede ser la última.

La víctima, afortunadamente, solo había sufrido heridas leves, según ha informado el Ministerio de Asuntos Internos de la región, que informó a la agencia de noticias rusa Tatar. "El cuchillo entró 2 cm y se frenó contra el hueso", evitando que sufriera graves daños a los órganos.

Según los informes, se dio aviso a la policía para que ayudase a controlar a Vladimir, cuya novia ahora está siendo investigada como posible sospechosa en el ataque. El hombre permanece ahora ingresado en el hospital en una condición estable después de someterse a una cirugía.