Un joven de 21 años ha sido detenido en Tokio, Japón, tras atropellar al menos a nueve personas en una concurrida calle. El joven irrumpió en una zona peatonal con un automóvil alquilado en la ciudad de Osaka.

El hombre entró en una calle del sector Tokiota de Shibuya cerrada al tráfico por las celebraciones de año nuevo. Shibuya es un sector de Tokio donde suelen acudir muchos japoneses para las celebraciones de año nuevo. Los hechos se produjeron diez minutos después de la última medianoche. Después del atropello múltiple, el responsable intentó escapar, pero fue detenido posteriormente por la policía.

El detenido explicó a la policía que había cometido un acto terrorista "en represalia por una ejecución" y que "no pondría ninguna excusa" a su conducta. No está claro no obstante, si el atacante se refería a una ejecución específica o a la vigencia de la pena de muerte en Japón.

Entre los heridos se encuentra un universitario de 19 años que está en situación crítica o varios adolescentes.