Un ex convicto atracó dos bancos en la ciudad israelí de Beerseba a mediados de mayo amenazando con activar unas supuestas granadas que en realidad eran aguacates.

En la primera sucursal, ubicada en un centro comercial entregó a la cajera una nota donde solicitaba que le entregara todo el efectivo que tenía. Ante la negación de la empleada, el hombre indicó que tenía varias granadas y le terminó dando parte de lo recaudado.

Un hombre atraca un banco con aguacates | Police Israel

Cinco días después, el hombre repitió su modus operandi en el mismo banco pero en otra sucursal tras indicar que haría estallar el lugar, según informa 'The Times of Israel'.

La Policía encontró al hombre y descubrió que la presunta granada en realizad era aguacate pintado de negro.

También te puede interesar...

Los vecinos de la localidad malagueña de los Ardales evitan un atraco y retienen a los ladrones

Una taxista evita un atraco encerrando al asaltante dentro del coche