Onlyfans

La historia de Yudy Pineda, la monja que colgó los hábitos para ser actriz porno en OnlyFans

Se hizo monja muy joven pero ha terminado siendo actriz porno. Esta es su historia.

La historia de Yudy Pineda, la monja que colgó los hábitos para ser actriz porno

La historia de Yudy Pineda, la monja que colgó los hábitos para ser actriz porno Pixabay

Publicidad

Yudy Pineda es la joven de 31 años de Colombia que ha pasado de ser monja a trabajar como actriz porno. Se ha convertido en toda una celebrity en el país gracias al contenido que comparte en OnlyFans. Fue con apenas 10 años cuando sintió la 'llamada de Dios' y, aunque nació en Ituango (Antioquia) se crio en un colegio de monjas en Urabá, fue en aquel lugar donde decidió convertirse en monja.

Se ha convertido en actriz porno por casualidad, puesto que conoció el oficio a raíz de llegar a Medellín y conocer a un filósofo que fundó la primera 'universidad para modelos webcam' en Colombia. A pesar de esto, Yudy Pineda no ha dejado de lado la fe, aunque ya no es monja.

Suceso en Italia

El caso de Carol Maltesi fue notorio, se trata de una joven de 26 años asesinada por el banquero y 'blogger' gastronómico Davide Fontana, de 43 años, después de presuntamente grabar un vídeo pornográfico. Fontana era vecino de Maltesi y en la actualidad mantenían una relación de amistad, aunque en 2020 tuvieron una relación sentimental abierta, que fue cuando se conocieron.

El hombre y la mujer hacían fotografías y vídeos porno con la intención de venderlos en plataformas online. Fontana confesó el asesinato, aunque no solo habría ocultado su cadáver durante meses, sino que presuntamente también habría utilizado el teléfono de la víctima para responder a los mensajes y pagar el alquiler.

Mientras transcurría la investigación, Fontana fue a la comisaría de Policía de Rescaldina para denunciar la desaparición de Maltesi, pero terminó confesando el crimen y explicó a los agentes que entre el 10 y 11 de enero estaba en casa de la joven por la noche para grabar un vídeo sexual, cuando golpeó sus piernas y cabeza con un martillo. Después, la asesinó, tal y como él mismo confesó. Habría descuartizado a Maltesi y habría guardado su cuerpo en un congelador.

Publicidad