Viral

La historia viral de la fotógrafa que borró las fotos de la boda por una disputa con los novios

La pareja de novios acordó pagar a su amiga unos 200 euros por 10 horas de trabajo, pero según la fotógrafa, no le reservaron sitio para comer en la boda y el novio se negó a que descansara.

La historia viral de la fotógrafa que decidió borrar las fotos de la boda por una disputa con los novios

Publicidad

La historia de una fotógrafa anónima se ha vuelto viral en redes sociales tras compartir que borró las fotos de la boda de su amiga. La historia fue publicada por la fotógrafa en un foro de Reddit, una comunidad de más de 3 millones de personas donde se sigue opinando si tenía razón o si en realidad ha "metido la pata".

Borrar las fotos de la boda

La mujer explicó que trabaja como peluquera de perros y que a menudo los fotografía para los clientes que los suben a sus cuentas en redes sociales. Fue invitada a la boda de una amiga que le preguntó si podía ser la fotógrafa.

Ella accedió a ayudar y aceptó una "tarifa de amigo" a la que la mayoría de los fotógrafos de bodas se resistirían. "Un amigo se casó hace unos días y, queriéndose ahorrar dinero, me preguntó si se lo filmaba", escribió.

"Le dije que no era realmente mi fuerte, pero me convenció diciendo que no le importaba si eran buenas fotos. Tenían un presupuesto reducido y acepté por 250 dólares, que no es nada para un evento de 10 horas."

El día de la boda, la fotógrafa condujo con la novia a varios lugares para documentar los preparativos antes de llegar a la ceremonia y la recepción. Fue durante la recepción que las expectativas que tenía el novio sobre ella le molestaron al fotógrafo.

"Comencé alrededor de las 11 de la mañana y debía terminar sobre las 19:30 pm", cuenta la fotógrafa. "Alrededor de las 17:00 de la tarde, se sirve comida y me dijeron que no podía parar a comer porque tenía que ser el fotógrafo; de hecho, no me guardaron un lugar en ninguna mesa."

"Me estoy cansando y en este punto me arrepiento un poco de haber hecho esto por casi nada. No hay aire acondicionado". Finalmente, la fotógrafa tuvo un intercambio con el novio que la hizo estallar. "Le dije al novio que tenía que parar durante 20 minutos para comer y beber", explica. "No hay barra libre, ni siquiera puedo conseguir agua. Entonces el novio me dice que tengo que seguir trabajando o si no no me paga".

La fotógrafa indica en la conversación publicada en el foro Reddit que "con el calor, el hambre, el malestar general por las circunstancias, le pregunté si estaba seguro y me dijo que sí, así que borré todas las fotos que tomé (de la boda) y me fui diciendo que 'ya no soy su fotógrafo'."

Publicidad