Al menos tres personas han muerto y cinco han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, a causa del tiroteo que se ha producido este lunes en una estación de tranvía de Utrecht, según ha informado el alcalde de la ciudad neerlandesa, Jan van Zanen.

El tiroteo ha tenido lugar en torno a las 10.45 horas en la plaza 24 Oktoberplein, en Utrecht, de acuerdo con la Policía. Tras ello, el presunto autor, que ha sido identificado como Gökmen Tanis, de 37 años y origen turco, se ha dado a la fuga y ya ha sido detenido.

De acuerdo con la cadena local NOS, el nombre coincide con el de un hombre que compareció hace dos semanas ante los tribunales por un caso de violación. El abogado de este hombre ha rehusado hacer comentarios. El cuerpo de seguridad ha informado en Twitter de que en los alrededores de la estación de tranvía ha encontrado un Renault Clio que fue robado poco antes del tiroteo.

La Policía holandesa ha confirmado que el tiroteo es un "posible" acto terrorista y asegura que la investigación está en marcha.

Tras el tiroteo en la intersección 24 Oktoberplein, el Gobierno de Países Bajos ha elevado al máximo el nivel de alerta antiterrorista en la provincia de Utrecht. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Aalbersberg, ha contado que el nivel de alerta antiterrorista se ha elevado a cinco en Utrecht por primera vez desde que se aplica esta clasificación.

El Ayuntamiento de Utrecht ha pedido a los residentes que permanezcan dentro de sus casas o lugares de trabajo, porque no se descarta un nuevo incidente.

El área en la que se ha registrado el tiroteo ha sido cerrada y hasta el lugar se han trasladado efectivos de los servicios de emergencia, varios helicópteros y una unidad antiterrorista de la Policía holandesa. El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, ha cancelado una reunión que tenía con los partidos de la coalición por esta "situación inquietante" y ha advertido de que el Gobierno "está muy preocupado".