LO HAN DESTAPADO VARIAS ACTRICES

Harvey Weinsten, uno de los productores más conocidos de Hollywood, esconde un pasado de abusos sexuales

A Harvey Weinsten quizá no lo identifiquen por su nombre, pero es uno de los productores más conocidos de Hollywood por películas como 'El Paciente Inglés', 'Shakespeare in Love' o 'Pulp Fiction'. Se le asociaba a éxitos cinematográficos..., hasta ahora, cuando se ha destapado un historial de abusos sexuales protagonizados por él a actrices y empleadas de su productora.

Publicidad

Era prácticamente una niña recién aterrizada en Hollywood cuando la actriz Ashley Judd sufrió un episodio de acoso sexual por parte de Harvey Weinstein. Circunstancias similares a las que vivió la actriz Rose Mcgowan. Ella llegó a un acuerdo económico con el productor para resolver las acusaciones de acoso sexual, como lo hicieron otras víctimas de Weinstein en su lugar.

Con todo, la joven se ha expresado así en Twitter: "Mujeres de Hollywood, vuestro silencio es ensordecedor". Quiere que otros testimonios salgan a la luz y por eso su compañera Patricia Arquette los ampara.

A pesar de que ha trabajado mucho con él, Meryl Streep también ha reaccionado: "No todo el mundo lo sabía. Lo ocurrido es inexcusable".

El último testimonio es el de una periodista que se vio acorralada por Weinstein, quien se masturbó delante de ella: "Fue repugnante y tan patético...".

Los naipes del poderoso castillo de Weinstein se ha desmoronado y ha confesado en una carta: "Soy consciente de que mi comportamiento con colegas en el pasado ha causado mucho dolor y me disculpo sinceramente por ello".

En Hollywood le conocen como 'El Castigador'. Sus influencias llegaron a la Casa Blanca. Apoyó a la candidata Hillary Clinton y también a Barack Obama cuando era presidente. Tanto que contrató a una de sus hijas para trabajar en su empresa.

Por su parte, Donald Trump se despacha a gusto: dice que conoce a Harvey desde hace tiempo y que no le sorprende nada su comportamiento. Este lunes, el productor fue despedido.

Publicidad