Asesinato

Hallan a tres niños abandonados en una casa que convivían junto al cadáver de su hermano en Texas

El niño murió presuntamente a consecuencia de las palizas que le propinó el novio de su madre. Tanto la madre como su pareja iban a la casa solo para pegar a los menores.

Tres niños viven solos con el cadáver de su hermano de 8 años en Texas

Publicidad

Tres menores han convivido con el cadáver de su hermano durante un año en Texas. El menor, que falleció presuntamente a manos del novio de su madre, tenía 8 años.

Los niños llevaban viviendo solos un año y la pareja, que vive a 15 minutos de la vivienda, solo se pasaba por el apartamento para pegar a los menores.

Un año con el cadáver de su hermano en casa

El cadáver del niño se localizó gracias a uno de sus hermanos. El mayor, de 15 años, llamó a la policía para comunicar que su hermano estaba muerto en la habitación de al lado.

El menor murió presuntamente por las palizas que le propinó el novio de su madre en noviembre de 2020. Es decir, llevaban un año conviviendo con el cadáver. La autopsia revela que le pegó durante varios días antes de morir.

La madre y su novio

La madre de los niños, Gloria Williams, se tendrá que sentar en el banquillo. Cuando la Policía localizó a los niños, activó una orden de busca y captura contra ella y su novio, que fueron localizados en una biblioteca.

Hacía bastantes meses que ninguno de los dos se pasaba por casa para cuidar de los niños. Estos sobrevivían gracias a los vecinos que les ayudaban.

Una situación complicada

Los agentes que se han encargado de la investigación del suceso han confirmado que para ellos ha sido una situación muy complicada. Aunque están acostumbrados a presenciar este tipo de casos, este les ha marcado especialmente. Y es que tan solo son niños.

El sheriff que lidera la investigación de este caso ha explicado que los niños recibirán ayuda. Los servicios de protección infantil les están ayudando en estos momentos tan difíciles.

Durante este tiempo se han cuidado entre ellos, pero presentaban signos de desnutrición. Aunque es cierto que los vecinos les ayudaban, no conocían la situación real que estaban viviendo.

Publicidad