Reino Unido

Hallan muerto a uno de los soldados que custodió el féretro de la reina Isabel II, un joven de tan solo 18 años

Uno de los soldados que custodió el féretro de la reina Isabel II en su cortejo fúnebre, ha sido hallado muerto. Tenía tan solo 18 años y el cuerpo ya está siendo revisado por forenses.

El féretro de Isabel II es llevado por las calles de Londres

El féretro de Isabel II es llevado por las calles de Londres EFE/ Tolga Akmen

Publicidad

Conmoción en Reino Unido al conocerse la muerte de un joven de 18 años que fue uno de los encargados de custodiar el féretro de Isabel II en el cortejo fúnebre de la reina. La noticia, dada a conocer por el diario 'Mirror', señala que este muchacho, llamado Jack Burnell-Williams, fue hallado sin vida en su cuartel de Londres. Los servicios médicos acudieron de inmediato a intentar salvarle, pero ya había fallecido cuando fue encontrado.

La muerte se produjo el pasado 28 de septiembre, tan solo nueve días después de realizar sus funciones en el funeral de la monarca. Su familia ha declarado que se siente devastada por la pérdida, y las redes sociales se han unido para rendirle homenaje en una cariñosa despedida, aplaudiendo su sentido del deber y su labor en el histórico adiós a Isabel II, en un día que se consideró casi perfecto en cuanto al protocolo por la mayoría de los expertos.

Pasados unos pocos días de aquel histórico día, la muerte de este muchacho ha sacudido los cementos de Reino Unido, con la sociedad profundamente conmovida tras conocerse su muerte. Laura, la madre del joven, ha querido dar su agradecimiento a todas aquellas personas que han rendido homenaje a su hijo y están apoyando a su familia en estos momentos tan difíciles, señalando que "nunca pensé que diría esto, pero, como familia estamos destrozados".

La Policía Metropolitana cree que murió por causas naturales

Las autoridades han informado sobre la muerte del joven, indicando que su cuerpo ha sido llevado a los forenses para que lo examinen, aunque todo apunta a que falleció por causas naturales, dado que, por lo que se sabe, no había signos de violencia en el cadáver del muchacho. El hecho de que este joven, miembro del Regimiento Montado de Caballería Doméstica, muriera con tan solo 18 años, ha sido un detalle muy a tener en cuenta.

Sin embargo, la Policía Metropolitana ha querido evitar que se dé paso a especulaciones, con un breve comunicado en el que indican lo ocurrido y detallan la forma en que se encontró el cuerpo del muchacho, tan solo nueve días después de servir en el funeral de la reina: "Un hombre de 18 años fue declarado muerto en el lugar. (en el cuartel). Sus familiares han sido informados. La muerte fue inesperada, ha sido investigada y no está siendo tratada como sospechosa. Los oficiales ayudarán a preparar un informe para el forense".

Publicidad