El primer desafió al que se enfrenta el proclamado presidente de Venezuela es la ayuda humanitaria que comenzará a llegar en los próximos días a través de Colombia.

Juan Guaidó ha asegurado que entre 250.000 y 300.000 venezolanos se encuentran en riesgo de muerte, por lo que la llegada de medicinas y alimentos servirá para medir sobre el terreno de juego la fidelidad de los militares, a los cuales Guaidó debe convencer de que le muestren su apoyo.

Guaidó ha lanzado un mensaje a los militares a los cuales les ha pedido que dejen entrar la ayuda humanitaria necesaria para el país. Por el momento, Nicolás Maduro continúa teniendo el poder de los militares, en concreto de la cúpula militar.