'El Grito'es la obra más conocida de Edvard Munch. En ella, un hombre sostiene su rostro mientras su boca parece emitir un sonido, y de ahí su interpretación. Pero ahora, el Museo Británico de Londres va a presentar una exposición dedicada a Munch, en la que se encuentra una impresión en blanco y negro de la imagen.

Una litografía revela otra interpretación de esta obra del artista noruego. Según los expertos de la pinacoteca, el hombre del cuadro no estaría gritando, sino que está escuchando un grito.

El autor se referiría así a la ansiedad que sintió cuando caminaba sobre un fiordo y observó como el cielo cambiaba a un color rojizo.