Graban al perro de Macron orinando durante una reunión

Publicidad

FRANCIA | PROVOCÓ LA RISA DE LOS PRESENTES

Graban a Nemo, el perro de Macron, orinando en la chimenea durante una reunión en el Elíseo

Macron se encontraba reunido con tres ministros cuando Nemo se acercó a la chimenea y comenzó a orinar. Uno de ellos preguntó al presidente si el can suele orinar ahí a menudo, a lo que Macron contestó que no: "Has desencadenado en mi perro un comportamiento totalmente inusual".

antena3.com | Madrid
| 23.10.2017 14:10

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, celebraba una reunión en El Elíseo cuando Nemo, el perro que adoptó de una protectora junto a su mujer, Brigitte Macron, interrumpió a los presentes al ponerse a orinar en la chimenea de la sala.

Macron se encontraba en ese momento con Benjamin Griveaux, ministro de Economía; Julien Denormandie, de Cohesión Territorial; y Brune Poirson, de Ecología manteniendo una reunión sobre inversiones. Los dos primeros ministros comenzaron a reírse y seguidamente Poirson, que estaba hablando, se dio la vuelta para ver qué ocurría: "Me dije a mí mismo, ¿pero qué es ese ruido?".

Según recoge el diario Le Parisien, Macron reconoce que su mascota acaba de hacer "algo bastante excepcional". El ministro Denormandie le pregunta si pasa a menudo, a lo que el presidente contesta que no: "Has desencadenado en mi perro un comportamiento totalmente inusual", tras lo que se ríe.

No es la primera vez que un perro de un presidente francés causa daños en El Elíseo. Hace unos años el perro de Nicolas Sarkozy, causó destrozos por valor de miles de euros al estropear algunos muebles y alfombras de la residencia.

El perro de Macron recibió su nombre en honor del capitán Nemo, célebre personaje de la novela de Julio Verne 'Veinte mil leguas de viaje submarino', por la que Macron siente una especial predilección. El animal es de color negro y de entre uno y dos años, y sustituye a Philae, la labrador del expresidente François Hollande que la federación de antiguos combatientes franceses de Montreal le regaló en diciembre de 2014 y que abandonó la residencia junto a su dueño el pasado mayo.

Los expresidentes Valéry Giscard d'Estaing, François Mitterrand, y Jacques Chirac también tuvieron un labrador durante sus mandatos.

Publicidad