Empleados del aeropuerto de Atlanta se han visto sorprendidos al encontrar a un niño de dos años viajando sobre una cinta transportadora de maletas.

La madre del pequeño estaba en el mostrador imprimiendo las tarjetas de embarque cuando el niño se acercó a la cinta transportadora y fue arrastrado.

Las cámaras de seguridad captaron todo su recorrido: desde evitar una máquina hasta pasar por encima de una maleta.

El pequeño acabó pasando por el escáner y llegando a la sala donde estaban los empleados que, atónitos ante lo ocurrido, no dudaron en rescatarle.