Bachar Al Asad, presidente de Siria.

Publicidad

BAJO LA INICIATIVA DE RUSIA Y TURQUÍA

El gobierno y los rebeldes de Siria se reúnen en Kazajistán para tratar de alcanzar un acuerdo de paz

Las conversaciones fueron convocadas en el marco del acuerdo de alto el fuego, que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, entre los rebeldes y el Gobierno sirio bajo el auspicio de Rusia,

| Madrid
| 22.01.2017 09:20

La delegación del Gobierno del presidente de Siria, Bachar al Asad, y el equipo negociador de las facciones rebeldes del país árabe han llegado a la capital de Kazajistán, Astaná, para participar este lunes en la conferencia de paz, auspiciada por Rusia y Turquía.

La delegación opositora está compuesta por 39 figuras y representantes de distintas facciones, bajo el paraguas del Ejército Sirio Libre (ESL), según informó el vicepresidente de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), Abdul Hakim Bachar,

Por otro lado, la delegación gubernamental, está compuesta por diez miembros, entre los que figuran, aparte de Al Yafari, el diputado Ahmad al Kuzbari, el embajador sirio en Rusia, Riad Hadad, el consejero del Ministerio de Exteriores, Ahmad Arnús, un oficial de los servicios de seguridad sirios y dos militares, según detalló el miércoles el diario gubernamental, Al Watan.

Las negociaciones de paz se celebrarán en el hotel Rixos President Astana, situado en un centro comercial de la capital kazaja, que acogió antes reuniones de grupos opositores sirios en mayo de 2015.

Las conversaciones de este lunes y martes, fueron convocadas en el marco del acuerdo de alto el fuego, que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, entre los rebeldes y el Gobierno sirio bajo el auspicio de Rusia, que es el garante de Al Asad, y Turquía, valedora de la oposición. Junto con las dos delegaciones y los dos países auspiciadores participarán asimismo en la conferencia, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura y el viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes, Hosein Ansari, que encabeza la delegación de su país que llegó ayer a la capital kazaja.

Además, ayer la administración del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que no enviara una delegación formal a las conversaciones de Astaná y que el embajador de Washington en Kazajistán representará EEUU en la conferencia.

Publicidad