Vicenzo da Luca

Publicidad

Halloween

Un gobernador italiano prohíbe Halloween por el coronavirus y lo tacha de "una americanada que es un monumento a la imbecilidad"

Se acerca Halloween pero en el sur de Italia se impone el toque de queda para evitar contagios de coronavirus durante esta fiesta que el gobernador italiano ha calificado de "una americanada que es un monumento a la imbecilidad".

El gobernador de Campania, Vincenzo De Luca, anunció que impondrá un toque de queda a las 22.00 horas para el fin de semana de Halloween, el 31 de octubre y 1 de noviembre, en un intento de frenar los casos de coronavirus, que están disparados en esta región del sur de Italia cuya capital es Nápoles. "El fin de semana de Halloween, una americanada que es un monumento a la imbecilidad, cerraremos todo a las 10 de la noche", anunció en Facebook.

"Habrá toque de queda, ni siquiera se permitirá la movilidad", añadió De Luca, para quien la propagación del covid requiere "un alto a la vida nocturna". "Probablemente podremos decidir bloquear la movilidad después de la medianoche incluso antes de ese fin de semana. Hablaremos con el Ministerio del Interior, porque si decidimos sobre tal medida necesitamos controles y sanciones estrictos", señaló. El gobernador añadió que quien propague la epidemia por no usar mascarilla "debe ser considerado como autor de un delito".

"Con estas cifras no podemos bromear. El objetivo es mantener en pie entre el 80 y el 90 por ciento de las actividades económicas, si la gente nos ayuda con mascarillas y evitando salidas irresponsables de noche", añadió. Ayer, la región de Campania decidió cerrar todos los colegios hasta el 30 de octubre como medida para frenar el aumento de los contagios, enfrentándose así a las directrices del Gobierno. No se impartirán clases en las escuelas primarias y secundarias de Campania y también se suspenden las actividades didácticas presenciales en las universidades, a excepción de las relativas a los estudiantes de primer año, según la ordenanza que firmó este jueves De Luca.

En la nueva ordenanza también se prohibieron las fiestas, incluso las ceremonias civiles o religiosas, en lugares públicos, abiertos al público y privados, en interiores o al aire libre, con invitados no relacionados con la familia directa.

Campania ha registrado hoy 1.261 nuevos contagios por coronavirus, subiendo aún más los 1.127 del jueves, y sólo en la ciudad de Nápoles se han contagiado desde que comenzó el colegio 500 personas entre profesores y estudiantes. Italia, que se encuentra en una situación algo mejor que otros países vecinos, está viendo cómo se disparan los casos los últimos días. Según los datos de ayer, se registraron el último día 8.804 nuevos contagios.

Publicidad