Los presidentes más importantes del mundo han tenido tiempo para conversar y dejarnos imágenes curiosas y saludos efusivos. La foto de familia del G20 ha sido una de las más complicadas. Por motivos de protocolo, el príncipe saudí relacionado con el asesinato del periodista Khashoggi, quedó en el centro de los líderes mundiales. Una imagen incómoda.

Pero uno de los que vuelve a marcar este encuentro del G20 es el presidente estadounidense, Donald Trump. Hemos visto a Trump y al príncipe saudí charlando. Segundos antes, el estadounidense conversaba con Xi Jinping y después, palmadita en la espalda a Bin Salman.

Con 9 encuentros bilaterales, el mandatario ha tenido tiempo de estrechar manos, en algunos de ellos lo ha hecho con su estilo americano. Ha hecho esperar a Angela Merkel mientras tuitea sobre el debate de los demócratas criticando su apoyo a la atención médica para inmigrantes. Con Putin discute sobre quién tiene más problemas