FUE ENCONTRADO ENTRE LA NIEVE

Un gato que perdió las cuatro patas por el frío en Rusia vuelve a caminar gracias a unas prótesis de titanio

Ryzhik fue encontrado en la ciudad de Siberia con las patas totalmente congeladas por el frío.

Publicidad

Un gato llamado Ryzhik, 'pelirrojito' en castellano, fue encontrado el pasado enero en Siberia, Rusia. Cuando lo encontraron tenía las cuatro patas completamente congeladas y no hubo más remedio que amputárselas para salvarle la vida.

Pero el pequeño Ryzhik ha vuelto a caminar. Una clínica veterinaria en Novosibirsk le ha devuelto sus patas gracias a unas prótesis de titanio. Se encargaron de diseñar las cuatro prótesis e implantárselas al pequeño felino. "Conservamos la función de las extremidades, hemos logrado el resultado", explica el veterinario Serguéi Gorshkov a medios locales rusos.

La clínica ha compartido en sus redes sociales los primeros pasos del pequeño Ryzhik después de las operaciones. Es el primer gato de Rusia con cuatro patas artificiales.

Publicidad