Publicidad

Estados Unidos

El fusilamiento será una opción para los condenados a pena de muerte en Carolina del Sur

El estado de Carolina del Sur (Estados Unidos) ha aprobado incluir el fusilamiento como alternativa para los condenados a pena de muerte. Entre las posibilidades también están la inyección letal y la silla eléctrica.

El estado de Carolina del Sur (Estados Unidos) ha aprobado incluir como método de ejecución de presos condenados a pena de muerte el escuadrón de fusilamiento, aunque la inyección letal seguirá siendo la primera opción.

El proyecto de ley aprobado por el legislativo tiene como objetivo buscar alternativas a la inyección letal ante la escasez de esos fármacos por la negativa de las empresas farmacéuticas a que se utilicen en ejecuciones. Algo similar sucedió en el estado de Nevada en 2018, la negativa de las empresas a administrar las dosis obligaron a retrasar tres veces una ejecución.

"Lo firmaré en cuanto llegue a mi mesa"

El documento todavía tiene que ser ratificado por el gobernador, el republicano Henry McMaster, que ya ha anunciado su apoyo. En su cuenta de Twitter ha asegurado: "Estamos un paso más cerca de brindarles a las familias y seres queridos de las víctimas la justicia y el cierre que la ley les debe. Firmaré esta ley en cuanto llegue a mi mesa".

El líder de los demócratas, Todd Rutherford, ha criticado duramente en la misma red social la postura de McMaster y ha acusado a su partido de ser provida "como una posición para ganar puntos en política cuando les conviene". El mensaje continúa diciendo: "Es 2021. Deberíamos avanzar y dejar atrás estas formas bárbaras de castigo que son más medievales que modernas. Hoy nuestro estado ha dado pasos hacia atrás y estoy avergonzado".


Actualmente, los presos condenados a pena de muerte en Carolina del Sur pueden elegir entre la silla eléctrica y inyección letal, por lo que optan por esta última opción ya que el estado carece de existencias. A partir de ahora, en caso de que el estado no disponga de fármacos letales, el reo tendrá la opción de elegir entre la silla eléctrica y el fusilamiento. Carolina del Sur se convertirá así en el cuarto estado del país en incluir el fusilamiento como opción, después de Misisipi, Oklahoma y Utah.

Diez años después de la última ejecución

La aprobación del proyecto no implica que las ejecuciones en Carolina del Sur se reactiven pronto, ya que probablemente el texto se enfrentará a demandas que pueden retrasar varios años su entrada en vigor. La última ejecución en Carolina del Sur fue hace una década, el 6 de mayo de 2011.

Carolina del Sur tiene en la actualidad a cerca de 40 presos condenados a pena de muerte, de los cuales tres han agotado todos sus recursos legales.

De las 1.532 ejecuciones ocurridas en Estados Unidos desde que se restituyera la pena de muerte en 1976, tan solo 3 han sido por fusilamiento, todas ellas en Utah y la última en 2010.

En 2018 no fue Estados Unidos el país con mayor número ejecuciones, sino China, al que le siguió Arabia Saudí.

Publicidad