en una lucha contra el yihadismo

Francia reforzará los controles migratorios en su frontera con España para luchar contra la inmigración ilegal

El ministro del interior francés, Christophe Castaner, ha explicado que esta medida tiene como objetivo reforzar sus fronteras ante la amenaza terrorista, aunque ha prometido "humanidad" con los demandantes de asilo, a quienes prometió 3.500 plazas suplementarias en los centros de acogida el año próximo.

Frontera de España y Francia

Publicidad

Francia nombrará un alto funcionario para que controle los flujos migratorios en la frontera con España, ante la "presión" creciente que se vive desde el inicio del año, indicó el ministro del Interior, Christophe Castaner. En una entrevista publicada por el semanario 'Le Journal du Dimanche' señaló que "desde principio de año se han registrado en España 48.000 entradas irregulares procedentes de Marruecos, un aumento del 155 %".

Castaner agregó que "en un año las no admisiones en la frontera franco-española aumentaron casi un 60 % en (el departamento) de Pirineos Atlánticos", situado al oeste de la frontera. "Queremos reforzar la presencia del Estado en esta frontera", indicó el ministro, que señaló que su secretario de Estado, Laurent Nuñez, visitó la zona el pasado viernes.

El responsable francés de Interior negó que esa medida suponga suprimir el tratado de Schengen, pero recordó que la amenaza terrorista autoriza a los países a controlar las fronteras. "Frente a los desafíos, tenemos que trabajar con nuestros vecinos", indicó Castaner, que señaló que un tercio de los demandantes de asilo en Francia habían visto rechazada su petición en otro país previamente. En ese sentido, el ministro prometió "firmeza" contra la inmigración ilegal al tiempo que "humanidad" con los demandantes de asilo, a quienes prometió 3.500 plazas suplementarias en los centros de acogida el año próximo.

El ministro señaló que se va a mejorar el seguimiento de los fichados por radicalismo islámico, en particular de aquellos, 261, que hayan viajado a Siria o Irak, donde se calcula que todavía hay unos 700 franceses. Pese a que a diferencia de su antecesor no figura como número dos del Ejecutivo, Castaner señaló que la seguridad es una prioridad del Gobierno, como pone de manifiesto el incremento del 3,5 % de su presupuesto frente a la subida del 0,8 % de media.

Publicidad