Terapias de conversión

Francia prohíbe las terapias de reorientación sexual y las considera un "delito"

Estas prácticas se castigarán con penas de hasta tres años de prisión y 45.000 euros de multa cuando se trate de actuaciones en las que estén implicados menores de edad.

Bandera LGBT.

Pixabay Bandera LGBT.

Publicidad

El Parlamento francés ha adoptado este martes una proposición de Ley que prohíbe las "terapias de conversión", que pretenden "curar" a las personas lesbianas, gays, bi y trangénero (LGBT), según informa Le Monde.

Aprobada por unanimidad por 142 diputados, el texto crea un nuevo delito dentro del código penal que castigará estas prácticas con dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

Las penas podrán ser mayores: tres años de prisión y 45.000 de multa, en circunstancias extremas como, por ejemplo, que la persona sea menor de edad.

"No hay nada que curar"

"Nadie podrá tratar de 'curar' a la comunidad LGBT", escribe en Twitter la diputada de la Asamblea Nacional francesa Laurence Vanceunebrock.

Por su parte, Emmanuel Macron, presidente de la República francesa, ha asegurado que las terapias de conversión "no tienen cabida en Francia" y que "ser uno mismo no es ningún crimen". "No hay nada que curar", ha sentenciado.

Alemania, Malta y España ya han legislado sobre el tema

Estas terapias de conversión pueden estar basadas en sesiones de exorcismo o incluso aplicar a las personas électrochocs. Un abanico de abusos que tienen efectos psicológicos y físicos duraderos en las víctimas, que suelen ser muy jóvenes.

No existe en Francia datos nacionales que permitan evaluar la amplitud de este fenómeno, pero los parlamentarios hablan de centenas de casos "recientes".

Al adoptar este texto, Francia sigue los pasos de un movimiento europeo ya establecido. Países como Alemania, Malta y España ya han legislado sobre el tema.

Publicidad