Publicidad

Coronavirus

Francia empezará a vender autotest de covid en las farmacias desde este lunes

Francia empezará a vender autotest rápidos de covid-19 en las farmacias el próximo 12 de abril. Estos test no estarán disponibles en grandes superficies porque debe facilitarlos un profesional sanitario.

Las farmacias francesas pondrán este lunes a la venta un autotest de coronavirus. Una medida que muchos gobiernos, como el portugués, han implantando para mejorar la detección del virus.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, explica que esta aceleración se debe al aumento de la llegada de vacunas, y la próxima semana llegarán las primeras 200.000 de Janssen, que es monodosis y por tanto ofrece una inmunización más rápida. Verán anunció también que las dos dosis de las vacunas de ARN mensajero de Pfizer y Moderna serán espaciadas 42 días, en lugar de los 28 actuales.

La Alta Autoridad Sanitaria francesa (HAS) consideró el pasado 16 de marzo que los autotest rápidos de antígenos podían ser una alternativa válida. Ese organismo independiente, que tiene entre sus misiones principales dar consejos sobre vacunación y sanidad pública, recomendó entonces el uso de estos autotest en personas asintomáticas mayores de 15 años de edad.

El ministro Véran recalcó también que Francia no va a suspender la inoculación con AstraZeneca, aunque la limitará a los mayores de 55 años, y precisó que el viernes pasado 157.000 franceses recibieron una inyección con ese producto. "Esta vacuna es muy eficaz y protege contra las formas graves de covid-19", insiste el ministro de Sanidad, quien recalca que los casos de trombosis detectados son "muy raros". A los 600.000 profesionales sanitarios de menos de 55 años que ya han recibido la primera dosis de AsatraZeneca "les propondremos una vacuna de ARN mensajero doce semanas después".

Para los que superen esa edad, "la regla no cambia" y recibirán la misma vacuna en ese período, dijo Véran. Mañana lunes llegarán a las farmacias francesas los autotest de detección del virus, que en caso positivo deberán ser confirmados por un PCR, que determinará también la variante. Esas pruebas se sumarán a los cuatro millones de test gratuitos, PCR o antigénicos, que se hacen cada semana en Francia.

El país, que ha sufrido 5,02 millones de casos y 98.602 muertos por coronavirus, ha vacunado ya con una primera dosis a 10,745 millones de personas, de las que 3,864 millones han recibido la inmunización completa, sobre una población total de 67 millones.

Publicidad