Afganistán

La foto viral y esperanzadora de una niña afgana que ha conseguido huir de Kabul junto a su familia

Más de 95.500 afganos se han visto obligados a dejarlo todo atrás. Los que han conseguido huir de Kabul, se abrazan y lloran al pisar una tierra que les ofrecerá una vida, al menos, más segura que la que dejan en Afganistán.

La foto viral y esperanzadora de una niña afgana que ha conseguido huir de Kabul junto a su familia

Publicidad

Un par de mochilas. Es todo lo que pueden cargar a la espalda. Cientos de afganos han tenido que abandonar sus hogares ante la llegada de los talibanes a Kabul. Dejan atrás casi todas sus pertenencias, unos recuerdos con un final apoteósico en mitad de un aeropuerto de Afganistán al que casi era imposible acceder, pero al final, marchan con lo importante: la familia.

Y son, precisamente, los más pequeños de cada casa los que se encargan de recordar que, en medio del caos, queda esperanza. La imagen de una niña junto a su familia llegando al aeropuerto militar de Melsbroek en Bélgica se ha hecho viral. Y no es para menos porque el salto de alegría de la pequeña refleja, en parte, lo que ahora mismo más de 95.500 personas que han conseguido huir de Afganistán deben sentir.

Sueños rotos

Esto no significa, ni mucho menos, que haya algo de bonito en lo sucedido. La llegada de los talibanes a la capital de Afganistán, Kabul, y la consecuente toma de poder, ha roto por la mitad los sueños de miles de familias que trataban de recuperarse aún de las consecuencias de una guerra que duró casi 15 años y que terminó por encabalgarse con un nuevo conflicto que llevaba presente en el país desde hace 20 años. Esperanzas truncadas por un grupo armado que limita los derechos fundamentales de gran parte de la sociedad, especialmente de las mujeres y de los homosexuales.

Pese a las insistencias de los talibanes en que "esta vez las cosas han cambiado" y que el ejercicio de poder será diferente, por el momento las promesas están resultando ser en vano. Amenazan a las familias de muerte, vigilan muy de cerca los pasos de aquellos que no han podido conseguir una plaza en los aviones con destino a Europa, Estados Unidos o Canadá e incluso, normalizan discursos como el de "las mujeres deben quedarse en casa por su bien", a la vez que, paradójicamente, aseguran que no se las limitará en derechos.

Sea como fuere, hoy son cada vez más los afganos que han logrado escapar desde Kabul, a pesar de que otros miles han quedado atrapados en el país. Y a falta de conocer cómo se irá sucediendo el resto de tramitaciones, al menos, tienen la seguridad -o esperanza- de que occidente, tal y como afirman las autoridades internacionales, los protegerá.

Publicidad