Guerra Rusia Ucrania

La foto que permitió identificar a una víctima de la matanza de Bucha por su manicura

Una maquilladora de la ciudad de Gostomel, cerca de Bucha, ha reconocido a una víctima entre las imágenes de cadáveres de Bucha por su manicura.

La foto que permitió reconocer a una víctima de la matanza de Bucha por su manicura

La foto que permitió reconocer a una víctima de la matanza de Bucha por su manicura Reuters/Zohra Bensemra

Publicidad

Los vídeos publicados por las fuerzas ucranianas sobre la terrible matanza de Bucha son las imágenes más impactantes que deja la guerra de Ucrania tras 44 días de invasión. Más de 340 cadáveres fueron descubiertos tirados por las calles y los edificios de la localidad de Bucha tras el repliegue de las fuerzas rusas. Entre las angustiosas imágenes de los cadáveres, una que mostraba una manicura, ha servido para reconocer a una de las víctimas del crimen.

La maquilladora ucraniana Anastasiia Subacheva, residente en Gostomel, una localidad cercana a Bucha, ha sido quén ha reconocido una mano perfectamente cuidada. Una mano que había visto en reiteradas ocasiones sosteniendo una brocha de lápiz labial o extendiendo sombra de ojos durante sus lecciones de maquillaje. La víctima es Iryna Filykina, era una de las alumnas del curso que impartió Subacheva por última vez el 23 de febrero, justo antes del inicio de lainvasión rusa.

La foto muestra una mano con esmalte de uñas rojo y blanco, cubierta de tierra y tirada en el suelo. "Cuando lo vi, sentí físicamente que mi corazón comenzaba a romperse", reveló la maquilladora el 'New York Times'. Ella conocía a muchas mujeres de Bucha ya que trabajó mucho allí y otras eran sus alumnas. "Me contó cómo apreciaba el maquillaje y lo bien que se sentía", escribió en Facebook. "Sus ganas de vivir, su fuerza, su amabilidad, su energía me habían conquistado", añadió.

Una de las imágenes de la tragedia de Bucha

La foto de la mano con esmalte de uñas tendida en el suelo y llena de tierra se ha convertido en una imagen que simboliza la tragedia de la masacre en la localidad ucraniana. La víctima tenía 52 años y trabajaba como operadora de una estación de calefacción. Tenía una hija adolescente. Anastasiia recordaba que "hay que amarse, sobre todo a uno mismo, apreciar la vida y disfrutar cada momento porque la vida solo es una".

Olga, la hija de Iryna Filykina, escribió en redes sociales que a su madre la dispararon los soldados rusos a unos 15 minutos de su casa: "Hoy hace exactamente un mes desde el día en que fue asesinada. Y lo único que puedo hacer es llorar, y a veces ni siquiera es suficiente".

"De camino a casa, que parecía el lugar más seguro. Le dispararon una bala del tamaño de mi dedo en medio de la carretera. Para aquellos que ven las noticias, esta información suena un poco diferente. Algunos incluso dudan de que fueran actores. Pero para mí es una imagen viva que me viene a la mente, una y otra vez. La guerra no solo llegó a mi país. Ella vino a mi casa y se llevó, no, mejor, me robó mi universo", detalló en redes sociales la hija de la víctima.

Publicidad