Pasaban las seis de la mañana en el condado de Collier, en Florida, cuando los adultos comenzaban a salir de casa para ir trabajar y los niños esperaban al autobús escolar en la parada. Nada parecía extraño hasta que los menores notaron la presencia de un inusual acompañante, un caimán de tres metros.

La Oficina del Sheriff del Condado de Collier recibió el aviso a las seis y media y no tardó en avisar a la unidad agrícola, según explica la oficina en su cuenta. Con la ayuda de los agentes, los especialistas lograron capturar al enorme reptil, pero no fue tarea fácil. La policía pudo grabar la escena y filmar las maniobras de defensa del caimán.

En cuanto el animal se sintió atrapado, éste se echó a rodar en un peligroso movimiento que utilizan para asesinar brutalmente a sus presas. Por suerte, la operación pudo realizarse con éxito y nadie resultó herido. Dos días después del suceso, los agentes pudieron liberar al caimán en la naturaleza.

También te puede interesar...

Un enorme caimán se cuela en un campo de golf y se mete en el lago que rodea las instalaciones en Estados Unidos

Un caimán ataca a un hombre en una residencia de ancianos