Muñeca hinchable asiática

Publicidad

Muñeca sexual

Un físicoculturista se divorcia de su muñeca sexual para casarse con otra

El hombre explica que llevó a reparar a su esposa porque tenía unos fallos y durante ese periodo se enamoró de otra muñeca.

Yuri Tolochko, un fisioculturista ruso, se ha hecho viral tras anunciar que se ha separado de una muñeca hinchable con la que se había casado porque le había sido infiel con otro.

Tolochko se casó a finales de 2020 en Kazajistán con la muñeca tras dos años de "relación". Sin embargo, la felicidad les duró poco tiempo. La muñeca se había dañado y tuvo que enviarla a ser arreglada.

"Todavía no estoy preparado para hablar sobre las razones del divorcio", comentó en la red social TikTok. A los meses explicó que durante el tiempo en el que estaban arreglando a la muñeca inició una relación con Lola, otra muñeca con cabeza de mujer y cuerpo de pollo.

Yuri ha asegurado que ya está acostumbrado a las críticas porque "cuando le presenté su foto al mundo, hubo muchas críticas y ella comenzó a desarrollar un complejo por lo que decidimos hacernos una cirugía plástica".

A pesar de su nuevo romance, Yuri ha explicado que puede que pronto tenga otra esposa ya que piensa seguir comprando muñecas sexuales y fingiendo que son sus esposas y parejas.

¿Qué es la agalmatofilia?

Esta parafilia consiste en sentir atracción sexual por los maniquíes y las estatuas o también por algunos objetos inanimados. La palabra agalmatofilia viene del griego y es la unión de dos conceptos: agalma que quiere decir estatua y philia que significa amor.

Publicidad