Un sintecho durmiendo en la calle

Publicidad

Finlandia

Finlandia apuesta por hogares estables para terminar con los 'sintecho'

En España un total de 33.000 personas viven en la calle, según los datos oficiales. La pandemia de coronavirus está provocando que acabar sin hogar sea hoy, en medio de esta crisis, más fácil. La incidencia de personas sin techo aumenta en toda Europa a excepción de Finlandia que está reduciendo la tasa con un método puntero de realojo.

Sólo Cáritas asegura que ahora atiende a casi 40.000 personas, se trata de 7.000 personas más que antes de la pandemia. En el último año el porcentaje de las personas que piden ayuda se ha incrementado un 25%. Las plazas en albergues o centros sociales siguen siendo insuficientes y dejan a muchos sin opciones de volver a integrarse socialmente. Para algunas organizaciones la solución es dar a estas personas una vivienda en la que poder vivir.

Antena 3 Noticias ha conocido la historia de Mercedes. Tiene 53 años pero lleva en la calle toda su vida. La violencia de género siempre ha estado en su equipaje, pero desde que tuvo acceso a una casa todo eso cambió.

Ese camino directo para realojar e integrar a personas sin hogar no es el habitual. Una persona que vive en la calle suele tener acceso a un albergue, de ahí a un alojamiento temporal y el ultimo peldaño es la vivienda estable, sin embargo muchos se quedan en el camino.

El sistema 'housing first' que propone Finlandia elimina todos estos pasos. Mientras que en toda Europa el numero de personas sin hogar crece se salva Finlandia con un descenso de la población sin hogar gracias a su método para realojar personas sin hogar.

Publicidad