Restauración de un niño Jesús en Ontario, Canadá

Publicidad

PIDIÓ PERMISO AL PÁRROCO PARA HACERLO

Una feligresa canadiense intenta restaurar una escultura de Jesús y acaba convirtiéndolo en el nuevo 'Ecce Homo'

Una feligresa canadiense se ha ofrecido a arreglar una estatua del niño Jesús, pero lejos de conseguir cierto parecido, el acto de buena fe se ha ganado la fama planetaria ya que el pequeño no se parece en nada al 'original'. Heather Wise ha optado por la cerámica sobre la estatua de mármol blanco, por lo que el contraste entre la cabeza del niño y el resto del cuerpo es bastante notorio. Juzguen ustedes mismos.

Publicidad