Reino Unido

El extraño virus que convierte a las palomas en 'zombies' y que ha activado la alerta en Reino Unido

La enfermedad se propaga a través de las heces y otras secreciones.

Palomas 'zombies' en Reino Unido

Palomas 'zombies' en Reino Unido Pixabay

Publicidad

Reino Unido ha activado la alerta tras detectar un virus que afecta de manera extraña al sistema neurológico de las palomas, lo que les impide volar. Las autoridades británicas han confirmado que esta situación se ha registrado en las aves de la isla de Jersey, que ya son conocidas como las palomas 'zombies'.

Desde el Refugio de Animales JSPCA, en la isla de Jersey, han confirmado que en las últimas semanas "ha habido un aumento en la cantidad de palomas en tierra que ingresan al refugio, muchas de las cuales han mostrado signos neurológicos como torcer el cuello, dar vueltas o no poder pararse".

Además, han explicado que en otras ocasiones las aves también presentan importantes lesiones "como resultado de no poder mantener el equilibrio o volar bien". En este sentido, han detallado que lo recomendable es el sacrificio de las palomas infectadas para evitarles el sufrimiento y la propagación de la afección, puesto que por el momento no existe ninguna cura. "Suelen morir en pocos días, y cualquiera que sobreviva continuará eliminando el virus y será un riesgo para otras aves. El virus puede sobrevivir más tiempo en los meses más fríos y húmedos, lo que significa que los grupos de casos son más comunes en esta época del año", han indicado.

Las autoridades han pedido a la población mucha prudencia con el asunto porque aunque la enfermedad no es transmisible a los humanos, sí puede provocar conjuntivitis a quienes manipulan las aves enfermas.

¿Qué ocurre realmente?

Lo que sucede con ellas es que tras contraer el virus enferman con el paramixovirus PPMV, o enfermedad de Newcastle, una infección altamente contagiosa que ataca el sistema nervioso, respiratorio o digestivo. Entre los signos clínicos se incluye parálisis de las alas y las patas, cuello torcido, desplazamiento en círculos, espasmos, diarrea e incluso puede haber una interrupción parcial o completa de la producción de huevos.

Es una enfermedad de notificación obligatoria en aves en cautiverio, es decir, que los casos sospechosos deben informarse a las autoridades.

Publicidad