Un grupo de expertos marinos en Noruega creen que han encontrado una ballena blanca que ha sido entrenada por la marina rusa como parte de un programa para usar mamíferos submarinos como una fuerza de operaciones especiales. Los pescadores, que se encuentran en aguas cercanas al pequeño pueblo pesquero noruego de Inga, informaron la semana pasada de que una ballena beluga blanca que llevaba un extraño arnés había comenzado a hostigar a sus barcos de pesca.

"Íbamos a poner redes cuando vimos una ballena nadando entre los barcos", cuenta el pescador Joar Hesten a la emisora ​​noruega NRK, una entrevista recogida por The Guardian. "Se acercó a nosotros y vimos que tenía algún tipo de arnés", ha señalado.

El extraño comportamiento de la ballena, que estaba buscando activamente los barcos e intentando tirar de las correas y cuerdas de los lados de los barcos, así como el hecho de que llevaba un arnés apretado que parecía ser para una cámara o arma, hizo levantar sospechas. Los expertos marinos creen que el animal había recibido entrenamiento militar por parte de la vecina Rusia.

En el arnés, que ya ha sido retirado de la ballena, estaban escritas las palabras 'Equipo de San Petersburgo'. "Si esta ballena proviene de Rusia, y hay muchas razones para creerlo, entonces no son los científicos rusos, sino la marina la que lo ha hecho", considera Martin Biuw, del Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega.

Audun Rikardsen, profesor del departamento de biología ártica y marina de la Universidad del Ártico de Noruega (UiT), dijo a NRK que tienen conocimiento de que "en Rusia han tenido ballenas domésticas en cautiverio y también que aparentemente se han liberado algunas de ellas. Luego, a menudo buscan barcos".

Por su parte, los investigadores rusos han negado que la ballena enjaulada tenga algo que ver con ellos. "Me dicen que lo más probable es que sea la marina rusa en Murmansk", dijo Rikardsen.