Ataque a Israel

Europa presiona a Israel para evitar que se incendie Oriente Medio

Se multiplican las gestiones diplomáticas de alto nivel para evitar que la chispa prenda y desemboque en una espiral de violencia por toda la región. Las próximas horas son vitales para contener el conflicto.

Publicidad

El ataque con misiles de Irán en la madrugada del sábado pasado no sorprendió a nadie. Pero la magnitud de la ofensiva, con un amplio abanico coordinado de misiles y drones de largo alcance, ha hecho que se tema una escalada regional con consecuencias desconocidas.

La Unión Europea trabaja para evitarlo. Diplomáticos de diferentes capitales no han soltado el teléfono desde la mañana del domingo. Se multiplican las gestiones de alto nivel para evitar una peligrosa escalada en toda la región. Viendo las últimas palabras de Irán, —asegurando que dan por concluido el ataque en respuesta al bombardeo de su embajada en Damasco el pasado 1 de abril—, las labores diplomáticas se centran sobre todo en cuál puede ser la posible respuesta de Israel.

Los 27 están trabajando para que cualquier réplica del gobierno de Netanyahu no sea militar, sino que se canalice por vías diplomáticas. Sobre la mesa hay diferentes opciones: más sanciones, más aislamiento del régimen iraní o más presión de los países vecinos, para que señalen a Teherán como un peligro para la región. Pero es Israel el que debe decidir si se conforma con esta respuesta limitada.

"Haremos todo lo posible para evitar que la situación estalle, se intensifique y, por lo tanto, trataremos de convencer a Israel de que no debemos responder con una escalada, sino más bien aislando a Irán. Tenemos que lograr convencer a los países de la región de que Teherán es un peligro y aumentar la presión sobre las actividades nucleares del régimen", ha declarado Emmanuel Macron, a la vez que ha confirmado que su país colaboró con Israel para neutralizar los drones, desde sus bases en Jordania.

Su colega británico, el ministro David Cameron, seguía una misma línea, sugiriendo a Netanyahu que "ahora es el momento de ser inteligentes además de duros, un momento de pensar tanto con la cabeza como con el corazón". El Reino Unido también derribó con sus aviones muchos de los misiles iraníes. "Ha sido una doble derrota para Irán. No sólo porque la operación fue totalmente fallida y casi todos los misiles fueron derribados, sino porque todo el mundo ha podido ver que el régimen de Teherán es una influencia maligna en la región", precisaba el ministro británico.

Desde Italia, —país que convocó la reunión urgente del G7, ya que ostenta la presidencia rotatoria—, también se pide moderación. Su ministro de exteriores, Antonio Tajani, asegura que "la reacción israelí el pasado sábado ha tenido un resultado muy positivo a nivel militar, porque su sistema de defensa destruyó gran parte de los ataques. Ahora todos debemos ser muy prudentes y trabajar para reducir la tensión".

Semana diplomática de alto nivel

Europa afronta una semana de alta intensidad diplomática. Borrell ha convocado a los ministros de exteriores de la UE de manera extraordinaria para una videoconferencia el martes. Al día siguiente, miércoles y jueves, están citados en Bruselas los líderes de los 27, para un Consejo Europeo en el que Oriente Medio será uno de los puntos principales.

Los socios de la UE han emitido un comunicado en el que instan a "todas las partes a que actúen con la máxima moderación", ya que insisten en que una "mayor escalada de la tensión en Oriente Medio no va en el interés de nadie".

Europa se agarra a que el ataque iraní fue telegrafiado. Irán calculó en todo momento los riesgos, lo que da una idea de que no quiere provocar una guerra total contra Israel, que tendría consecuencias para todos, ya que Estados Unidos se vería obligado a meterse.

Peter Stano, el portavoz de Josep Borrell, confirmaba la ronda de llamadas que se está llevando a cabo desde la capital comunitaria. El propio Borrell pudo hablar directamente con el ministro iraní en la mañana del domingo. Stano señalaba que "nuestro objetivo principal es la desescalada y estamos poniendo todos nuestros esfuerzos en ello. De manera interna y también con nuestros socios internacionales, para asegurarnos de que el conflicto no vaya a más, ya que esto nos está llevando al borde de una situación desconocida en Oriente Medio".

Irán baja el tono

El régimen iraní da por concluido su ataque y afirma que sólo responderá si es atacado por Israel. Su ministro de exteriores ha establecido línea directa con Alemania y Reino Unido, dos socios clave de Tel Aviv. Asegura que les explicó por teléfono las razones de su ofensiva. "Cuando el régimen sionista pisotea el derecho internacional, la Convención de Viena y viola la inmunidad de los locales diplomáticos, como la Embajada de Irán en Damasco, se hace necesaria la legítima defensa con el objetivo de castigar al agresor".

Ahora la gran duda es cuál será la reacción de Israel. El gobierno de Netanyahu es un polvorín, con varias almas dentro, unas que piden fuego y otras que piden calma. Europa confía en que, sea cual sea la respuesta, estemos ante una acción moderada y limitada que no termine por incendiar todo Oriente Medio.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad