Publicidad

COVID-19

Estudios demuestran que la variante británica del coronavirus también afecta a perros y gatos

Varios estudios han recogido que la variante británica del coronavirus también puede afectar a los animales domésticos como los perros y gatos. Un estudio presentó que esos animales tuvieron anomalías cardiacas graves o miocarditis derivados del COVID-19.

Un grupo de investigadores asegura que los animales domésticos, como los perros y los gatos, también pueden infectarse de coronavirus, aunque están estudiando si la variante británica (B.1.1.7) puede infectar más fácilmente a algunos animales.

En el estudio presentado por la revista 'bioRvix', se notificaron los primeros casos de animales (perros y gatos) infectados por la variante británica del virus del COVID-19. Los animales presentaron anomalías cardiacas graves o miocarditis. Los dueños de los animales también habían dado positivo en la prueba PCR.

Los investigadores señalan que dada la mayor transmisibilidad de la variante británica para los humanos, estos estudios "resaltan más que nunca el riesgo de que los animales de compañía puedan desempeñar un papel importante en la dinámica del brote de SARS-CoV-2 de lo que se pensaba anteriormente".

La revista 'Science' ha publicado un estudio sobre la infección de coronavirus en animales realizado a ocho gatos y tres perros. Afirman que ninguno tenía antecedentes de padecer una enfermedad cardíaca, pero las pruebas concluyeron que los animales padecieron anomalías cardíacas, incluidos latidos cardíacos irregulares y líquido en los pulmones, síntomas que también se han observado en casos de personas que han tenido coronavirus.

Los científicos realizaron las pruebas del COVID-19 a siete de los animales, y tres de ellos dieron positivo en la variante británica. También se registraron anticuerpos en cuatro de los otros animales demostrando así, que dos de ellos se habían infectado de coronavirus.

Otro estudio realizado en Italia por el Instituto de Investigación en Sanidad Animal de Piamonte, Liguria y Valle d’Aosta, también ha informado un caso de un gato contagiado por coronavirus con la variante británica. El animal tuvo síntomas respiratorios 10 días después de que sus cuidadores dieran positivo en la prueba.

En Estados Unidos también ha habido un caso similar, notificado el pasado 15 de marzo, en el que dieron positivo en la variante británica del coronavirus un perro y un gato que vivían en la misma casa.

Recomendaciones

La Comunidad de Madrid también da una serie de consejos sobre qué hacer con los animales durante la pandemia. Por ejemplo, recomienda desinfectar los comederos y utensilios del animal si el dueño o alguien que viva con él tiene COVID-19. También recomiendan - si se padece coronavirus- evitar en la medida de lo posible, el contacto con el animal.

Las autoridades sanitarias y veterinarias de Italia también han ofrecido una serie de recomendaciones sobre las evidencias que existen en la propagación del virus del SARS-CoV-2 entre animales como conejos, perros, gatos o visones. Y han mandado un mensaje de tranquilidad diciendo que los animales domésticos pueden contragirarse como también lo pueden hacer los animales silvestres.

Para ello han recomendado que se debe mantener precauciones si el animal no convive en su mismo domicilio. Y en el caso de que el dueño de positivo, evitar el contacto con el animal.

Publicidad