Hombre vacunado contra el coronavirus en Israel

Publicidad

COVID-19

Un estudio demuestra que en Israel la vacuna de Pfizer ha reducido la mortalidad en un 72% tras la primera dosis

El estudio se llevó a cabo con los datos de cerca de 1,2 millones de personas entre el 20 de diciembre de 2020 y el 1 de febrero de 2021

Un estudio elaborado por científicos del Instituto de Investigación Clalit de Tel Aviv ha demostrado que, en Israel, una sola primera dosis de la vacuna de Pfizer ha reducido la mortalidad a causa del coronavirus en un 72%.

El ensayo, en el que también han participado investigadores de la Universidad Ben Gurion del Néguev, supone la prueba más amplia realizada hasta el momento sobre la efectividad y seguridad de la vacuna, que para que sea completamente eficaz debe administrarse en dos dosis distintas.

Descenso del 74% en las hospitalizaciones

Según el estudio, las hospitalizaciones por COVID-19 entre aquellos inoculados con una única dosis se redujeron en un 74% pasados 14 días desde la administración, mientras que los casos graves fueron un 62% más bajos.

En cuando a cifras generales de nuevas infecciones, este mismo grupo registró una caída del 46% en comparación con el grupo de control, mientras que las infecciones sintomáticas por la enfermedad se redujeron en un 57%.

1,2 millones de personas atendidas

El ensayo también arrojó datos sobre las personas que había recibido ambas dosis hacía al menos una semana: las hospitalizaciones en ese grupo cayeron un 87% y la disminución en el número general de nuevas infecciones en este grupo fue del 92%.

El estudio se llevó a cabo con los datos de cerca de 1,2 millones de personas atendidas en uno de los mayores organismos de salud de Israel, Clalit Health Services, entre el 20 de diciembre de 2020 y el 1 de febrero de 2021.

Publicidad