Un estudiante de Georgia ha tardado solo 13 segundos en resolver un cubo de rubik, se ha convertido de esa forma en el más rápido en hacerlo.

El joven ha superado otro reto: hacerlo boca abajo. Aunque pueda parecer sorprendente, no es su único récord. Llegó a hacer seis cubos de rubik debajo del agua en 44 segundos.